02
DIC 2016
Domingos Cruz, de ONTIER Portugal: “La posesión de datos es un gran poder y una gran responsabilidad”
Domingos Cruz, de ONTIER Portugal; Helena Pons-Charlet, abogada senior de Microsoft Europa; y Joaquín Muñoz, de ONTIER España.

Domingos Cruz, de ONTIER Portugal: “La posesión de datos es un gran poder y una gran responsabilidad”


España
El pasado jueves ONTIER España y ONTIER Portugal organizaron -junto con la revista jurídica Iberian Lawyer- el desayuno “La Economía de los datos, el nuevo reto legal para abogados de empresa”.

Hoy, en un mercado cada vez más globalizado, digitalizado y regulado, los datos se han convertido en un negocio millonario, pero con un riesgo muy alto. Por ello, el principal objetivo de la sesión era analizar los aspectos clave que deben tenerse en cuenta  a la hora de mitigarlos.

Según explicó Joaquín Muñoz, compañero de Nuevas Tecnologías, uno de los mayores retos en relación al Big Data es gestionar el volumen y la variedad de información. Algo que hoy se ha convertido en un aspecto fundamental para la mayoría de las empresas,  que consideran esos datos como algo esencial para la marcha de su negocio. En este sentido, Helena Pons-Charlet, abogada senior de Microsoft Europa, lo tiene claro: 'Los datos son hoy el oro negro de las empresas. Son la principal herramienta que tienen hoy las compañías para conocer a sus clientes y ofrecer un servicio personalizado', dijo. 

Nuestro compañero Domingos Cruz, de ONTIER Portugal, quiso destacar en su intervención la relevancia de la ética en la gestión del Big Data. 'La gestión y la posesión de datos es un gran poder y una gran responsabilidad', comentó Domingos. Por ello, añadió Joaquín,  es importante 'dar cultura al usuario sobre las consecuencias de dar su consentimiento en la cesión de los datos'.

Otro de los puntos clave que se debatieron durante el encuentro, que se celebró en la oficina de ONTIER en Madrid, fue la formación y el papel de la figura del DPO, el Data Protecction Officer, que de conformidad con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos a nivel europeo, que entró en vigor el pasado mayo y será aplicable a partir de mayo de 2018, deberá ser designado por las entidades que traten datos de carácter personal a gran escala. Fundamentalmente, el DPO se ocupará de garantizar el cumplimiento de la normativa en las organizaciones y será el interlocutor de la empresa con los sujetos interesados y las autoridades competentes.



close